Sobre literatura infantil y no tan infantil

Categoría: Libros para jóvenes

Memorias de un estado de alarma, en pijama

Hoy hace exactamente 24 días que el pequeño de la casa y yo quedamos confinados por el estado de alarma.
Él, por el cierre de colegios, y yo enviada al teletrabajo. Solamente padre continúa acudiendo a trabajar algunos días.

En estos 24 días yo he salido un par de días a comprar, mientras que él ha visto la vida pasar desde nuestro mini balcón y ha salido a aplaudir, con entusiasmo los primeros días, más por inercia últimamente.

Hemos pasado por todas las fases anímicas posibles en este hogar, hemos pasado días tristes y alegres, días en los que no nos podíamos aguantar las ganas de salir, días en los que no tenemos ganas de hacer nada, días de limpieza de casa a fondo, días de inventar mil y una actividades, días de sólo ver la televisión…

Pero no hemos pasado ni un solo día sin leer.

En esta casa se lee todos los días un poco. En familia y de manera individual.

Seguir leyendo

Los cuentos que nunca nos contaron

Desde hace un par de semanas me apetece mucho sentarme delante de una chimenea a contemplar el fuego y leer.

Se lo he dicho a mis amigas varias veces y ellas se sonríen y me miran como si estuviese un poco loca, y probablemente sea ese el caso, pero hemos tenido un par de días de frío intenso en noviembre, algo de lluvia y a mí me nace ese anhelo por dedicarme a la vida contemplativa y lectora frente al fuego.

No tenemos chimenea, pero puedes ponerte la de netflix me sugirió una de ellas.

Efectivamente.

Seguir leyendo

Buenos presagios de primer aniversario

Mayo se ha convertido en un mes difícil en mi vida.

Es un mes en el que tengo muchísimo trabajo, en el que, independientemente de cómo me organice, el leitmotiv acaba siendo “no me da la vida”.
La cocina y la compra del hogar se vuelven un caos y vivo el día a día consultando el calendario familiar con pánico a haberme olvidado de algo sumamente importante.
Echo la vista atrás y me doy cuenta de que hace un año me sentía exactamente igual que me siento hoy y de pronto todo paró.

Me rompí.

Seguir leyendo

Feminismo en pequeños pasos – 8 de marzo #diainternacionaldelamujer

Llevo toda la semana queriendo sentarme a escribir.

Mi idea inicial, cuando me planifiqué la semana del 8 de marzo, fue escribir un artículo al día sobre historias de feminismo pero la conjunción de los astros ha hecho que no sólo no haya escrito ni una sola reseña extra esta semana, sino que me plantee las bases sobre las que escribir hoy.

Pienso en las mujeres que me rodean y a las que llamo amigas sin reservas y las admiro.
A cada una de ellas de manera diferente, con sus virtudes y sus defectos, las quiero, las admiro y las respeto porque toman sus propias decisiones, porque eligen como vivir su vida y eso es de admirar.

Respeto por igual a la madre de familia numerosa y a la que ha decidido no serlo y por supuesto admiro a la que sacó a su hijo adelante, sola, con esfuerzo, sudor, lágrimas y sonrisas, que de esas también ha habido.
Respeto a la que se levanta a prepararle el almuerzo a su marido todas las mañanas porque lo hace porque ella quiere, porque tiene un significado personal y porque es libre de elegir no hacerlo, no es una imposición.
Respeto a las que hoy han hecho huelga y a las que no y han decidido acudir a sus puestos de trabajo, porque como todos bien sabemos la huelga es un derecho y una elección personal.

Y supongo que ahí radica la clave de todo, que hemos podido elegir ser el tipo de mujer que queremos ser.

Tenemos elección.

Seguir leyendo

Libros, libros, libros…. y la luna

Hace no demasiado comentaba con un amigo la importancia de la lectura simplemente por el placer de leer y por tanto mi cabezonería a la hora de defender cualquier libro siempre y cuando consiga que la gente lea.
Me fascina las muchas veces que he tenido que hacer este alegato ante padres que me pedían literatura de calidad para sus hijos de 9 años en lugar de esa “basura literaria” que les estaba recomendando.

Esa “basura literaria” se convirtió en un record de ventas y sigue, a día de hoy, enganchando lectores de todas las edades en todo el mundo. Esa “basura literaria” era Harry Potter y la piedra filosofal.
Y para mi su mérito sigue residiendo en que enganchó a la lectura a miles de niños y jóvenes que no leían, y los convirtió de nuevo en lectores que, más adelante, han ido derivando su gusto hacia otros géneros y otros autores dentro del proceso natural de crecer y encontrarse a si mismos.

Seguir leyendo