Llevo varios días pensando en la amistad.

Llevo varios días pensando en mis amigos.

Si hay algo que esta pandemia nos ha traído es un cambio en la manera de relacionarnos con la gente que tenemos alrededor e incluso con la gente que tenemos lejos. Y no es necesariamente un cambio a mejor, no todos lo son.
Yo, que me podría definir como muy sociable, incluso, dependiendo a quién se le pregunte el adjetivo cambia y la descripción se convierte en “excesivamente sociable” pudo afirmar, con rotundidad, que tengo muy buenos amigos y por ello soy muy afortunada.

No todos nuestros conocidos son amigos, claro, conocemos muchísima gente a lo largo de nuestra vida. Y no todos nuestros amigos permanecen, las relaciones sociales cambian, la gente viene y va y los lazos que forjamos se debilitan, desaparecen y a veces resurgen como el ave fénix de sus cenizas. La amistad es un concepto que está vivo y en constante evolución, como el ser humano.

Pero los buenos amigos, los de verdad, son aquellos que, sin dudarlo, lo dejarían todo por escucharte, ayudarte, darte una mano cuando la necesitas.

Seguir leyendo