Leyendo un artículo antiguo de Javier Marías reflexiono sobre la realidad edulcorada de los cuentos hoy en día.
Marías, muy sabiamente, habla de cuentos censurados, lo que otros autores llaman revisitar.

¿Quién no conoce la historia de la sirenita? El mar no es suficiente, anhela caminar, se ha enamorado de un príncipe humano al que ve pasear por la orilla, hace un trato con una bruja y se lanza sobre sus recién estrenadas piernas a abrazar su destino.

Hasta aquí todo bien.

Que levante la mano todo lector que en su mente puede dibujar, sin lugar a dudas, a Ariel, Sebastián, Úrsula y compañía. ¿Cuál de ustedes está, además, tarareando la famosa canción interpretada por el cangrejo mandón?

A partir de este punto es cuando empiezan los problemas.

Seguir leyendo