Nadie cuenta cuentos ya

Sobre literatura infantil y no tan infantil

Etiqueta: Feminismo

Los cuentos que nunca nos contaron

Desde hace un par de semanas me apetece mucho sentarme delante de una chimenea a contemplar el fuego y leer.

Se lo he dicho a mis amigas varias veces y ellas se sonríen y me miran como si estuviese un poco loca, y probablemente sea ese el caso, pero hemos tenido un par de días de frío intenso en noviembre, algo de lluvia y a mí me nace ese anhelo por dedicarme a la vida contemplativa y lectora frente al fuego.

No tenemos chimenea, pero puedes ponerte la de netflix me sugirió una de ellas.

Efectivamente.

Seguir leyendo

Algunas niñas siguen queriendo ser princesas – #diadellibro

Llueve en gran parte de España y yo he dormido poco.

Empiezo el día muy temprano entrando a una librería a las 6 y media de la mañana, porque los días como hoy hay que celebrarlos leyendo, visitando librerías y disfrutando de la página escrita en todas sus formas.

Era muy temprano, no había ni amanecido, y yo tenía varios libros entre las manos, intentando decidir a cuál de mis retoños textuales quiero más, cuál representa mejor el día que celebramos, dentro de cuál encontraría la inspiración para hablar desde esta página.

Y mi mente divaga y vuelve una y otra vez a la polémica que vivimos la semana pasada con los libros retirados de una biblioteca , una polémica que se ha alimentado en redes sociales y prensa pero que parte de una base muy sencilla, damos por hecho que los niños no tienen capacidad para la imaginación, que lo que lean ahora les hará perpetuar roles y actitudes hasta la edad adulta. Que no son capaces de salir del texto y escribir su propio futuro, que no aprenden de las moralejas y moralinas, que no ven más allá del espejo que les mostramos.

Seguir leyendo

Feminismo en pequeños pasos – 8 de marzo #diainternacionaldelamujer

Llevo toda la semana queriendo sentarme a escribir.

Mi idea inicial, cuando me planifiqué la semana del 8 de marzo, fue escribir un artículo al día sobre historias de feminismo pero la conjunción de los astros ha hecho que no sólo no haya escrito ni una sola reseña extra esta semana, sino que me plantee las bases sobre las que escribir hoy.

Pienso en las mujeres que me rodean y a las que llamo amigas sin reservas y las admiro.
A cada una de ellas de manera diferente, con sus virtudes y sus defectos, las quiero, las admiro y las respeto porque toman sus propias decisiones, porque eligen como vivir su vida y eso es de admirar.

Respeto por igual a la madre de familia numerosa y a la que ha decidido no serlo y por supuesto admiro a la que sacó a su hijo adelante, sola, con esfuerzo, sudor, lágrimas y sonrisas, que de esas también ha habido.
Respeto a la que se levanta a prepararle el almuerzo a su marido todas las mañanas porque lo hace porque ella quiere, porque tiene un significado personal y porque es libre de elegir no hacerlo, no es una imposición.
Respeto a las que hoy han hecho huelga y a las que no y han decidido acudir a sus puestos de trabajo, porque como todos bien sabemos la huelga es un derecho y una elección personal.

Y supongo que ahí radica la clave de todo, que hemos podido elegir ser el tipo de mujer que queremos ser.

Tenemos elección.

Seguir leyendo

Rosa Caramelo – Día internacional de la niña

Me gustan mucho las agendas. Todos los cursos académicos elijo con cuidado cuál voy a utilizar y la actualizo, la consulto y la llevo a todas partes para planificar mi vida, y mi año. Anoto citas médicas, fechas importantes e incluso la lista de la compra a veces.
La de este año es una agenda con citas literarias de literatura fantástica, dibujos inspirados en Harry Potter, Matilda, Peter Pan, El señor de los anillos y fechas especiales y conmemorativas.

Mi agenda dice que hoy es el “Día internacional de la niña” y siempre me ha llamado mucho la celebración de estos días.

¿Por qué existen los días internacionales? Hago una búsqueda rápida en internet y la respuesta de la Organización de las Naciones Unidas es bastante sencilla:  Sensibilizar, concienciar, llamar la atención, señalar que existe un problema sin resolver, un asunto importante y pendiente en las sociedades para que, a través de esa sensibilización, los gobiernos y los estados actúen y tomen medidas o para que los ciudadanos así lo exijan a sus representantes.”

Seguir leyendo

Guapa – ¡Qué inteligente parece!

Tengo una amiga que siempre que le enseñan la foto de una niña recién nacida dice “qué inteligente parece” o “tiene cara de que va a ser muy inteligente” y a mi siempre me saca una sonrisa porque esa afirmación tan sencilla es una declaración de intenciones poderosa, al mismo tiempo que es un gesto aparentemente inofensivo, si bien encaminado a cambiar el mundo.

Estamos acostumbrados a que la belleza sea el rasero por el que se mide a los bebés, especialmente a las niñas desde bien pequeñas, como una cadena a la que se le van añadiendo eslabones con el paso de los años, para el resto de sus vidas.

Preocupadas por nuestro aspecto, por nuestro peso, inseguras, anteponiendo muchas veces lo físico incluso a nuestra propia salud, nos dejamos mal aconsejar por millones de estímulos externos que nos incitan a estar siempre perfectas, impecables, maquilladas y peinadas y cumpliendo con los cánones de la moda, la publicidad, el cine y la televisión.
Triste y voluntariamente “esclavizadas”, consumiendo recursos que, si aplicasemos a nuestro intelecto nos harían, en muchos casos, sobresalir de manera excepcional.

Seguir leyendo

La Sirenita o ¿las sirenitas?

Leyendo un artículo antiguo de Javier Marías reflexiono sobre la realidad edulcorada de los cuentos hoy en día.
Marías, muy sabiamente, habla de cuentos censurados, lo que otros autores llaman revisitar.

¿Quién no conoce la historia de la sirenita? El mar no es suficiente, anhela caminar, se ha enamorado de un príncipe humano al que ve pasear por la orilla, hace un trato con una bruja y se lanza sobre sus recién estrenadas piernas a abrazar su destino.

Hasta aquí todo bien.

Que levante la mano todo lector que en su mente puede dibujar, sin lugar a dudas, a Ariel, Sebastián, Úrsula y compañía. ¿Cuál de ustedes está, además, tarareando la famosa canción interpretada por el cangrejo mandón?

A partir de este punto es cuando empiezan los problemas.

Seguir leyendo