Nadie cuenta cuentos ya

Sobre literatura infantil y no tan infantil

Etiqueta: Lobo feroz

Feliz Feroz día del libro infantil

Han sucedido muchas cosas en las últimas semanas, algunas importantes y otras típicas de la rutina del día a día pero unas y otras me han mantenido alejada del teclado más de lo que me hubiera gustado. Aunque no de los libros ni la lectura, no os preocupéis, eso nunca.

A veces es complicado escribir, el ánimo o el tiempo disponibles no acompañan y la inspiración no se puede forzar, algo que me sucedió el día de la poesía, cuando entré en una librería con la firme intención de comprar un libro (de poesía) que llevaba tiempo queriendo tener y, sin embargo, salí de allí con un libro de relatos.
Previamente había visitado la biblioteca con la clara intención de coger en préstamo ese famoso libro de poesía y en cambio cargué, con un montón de libros infantiles que, a pesar de mis intenciones, no me han inspirado para escribir tampoco.
Las musas estaban empeñadas en huirme.

Por otro lado ha habido dos eventos que me han marcado significativamente en el último mes y la alegría y la tristeza se entremezclan. Una pareja de amigos ha perdido a una perrita, se escapó y todavía no la han encontrado, de ahí la tristeza.
Tristeza pero también el orgullo de pertenecer a un grupo de amigos que no ha dudado ni por un instante en lanzarse a ayudar a aquellos que nos necesitaban, sin cuestionar lo complicado de la tarea, o el horario intempestivo, poniendo nuestras realidades en pausa para pegar carteles, recorrer zonas por donde ha sido vista, e incluso acudir a una llamada en horario laboral por estar más cerca, porque eso es lo que hace la familia y ellos forman parte de la familia que se elige.

Seguir leyendo

Una caperucita roja pero no ingenua

Hay días en que la actualidad me quema la retina y los dedos.

Temas que saltan a la palestra de la información, me dejan el alma un poco mas negra si cabe y se refugian en el cerebro acechando cuando paso los ojos por la estantería de los libros infantiles.

A nadie le es ajeno, en mayor o menor medida, que hay un movimiento generalizado que discute sobre la protección de la mujer,  un tema polémico que se juzga en primeras planas, en la calle, en todas las conversaciones. Todos sabemos de qué estamos hablando cuando escuchamos “no es no” o “me too”.

Es una realidad. Una realidad que duele.

Si quisiésemos podríamos simplificar todas estas noticias acercándolas al imaginario infantil que prácticamente todos compartimos y llamaríamos a sus personajes principales Caperucita y El Lobo. Y de pronto a todos nos suena el cuento.

Seguir leyendo