Nadie cuenta cuentos ya

Sobre literatura infantil y no tan infantil

Etiqueta: Neil Gaiman

Buenos presagios de primer aniversario

Mayo se ha convertido en un mes difícil en mi vida.

Es un mes en el que tengo muchísimo trabajo, en el que, independientemente de cómo me organice, el leitmotiv acaba siendo “no me da la vida”.
La cocina y la compra del hogar se vuelven un caos y vivo el día a día consultando el calendario familiar con pánico a haberme olvidado de algo sumamente importante.
Echo la vista atrás y me doy cuenta de que hace un año me sentía exactamente igual que me siento hoy y de pronto todo paró.

Me rompí.

Seguir leyendo

Algunas niñas siguen queriendo ser princesas – #diadellibro

Llueve en gran parte de España y yo he dormido poco.

Empiezo el día muy temprano entrando a una librería a las 6 y media de la mañana, porque los días como hoy hay que celebrarlos leyendo, visitando librerías y disfrutando de la página escrita en todas sus formas.

Era muy temprano, no había ni amanecido, y yo tenía varios libros entre las manos, intentando decidir a cuál de mis retoños textuales quiero más, cuál representa mejor el día que celebramos, dentro de cuál encontraría la inspiración para hablar desde esta página.

Y mi mente divaga y vuelve una y otra vez a la polémica que vivimos la semana pasada con los libros retirados de una biblioteca , una polémica que se ha alimentado en redes sociales y prensa pero que parte de una base muy sencilla, damos por hecho que los niños no tienen capacidad para la imaginación, que lo que lean ahora les hará perpetuar roles y actitudes hasta la edad adulta. Que no son capaces de salir del texto y escribir su propio futuro, que no aprenden de las moralejas y moralinas, que no ven más allá del espejo que les mostramos.

Seguir leyendo

El día que cambié a mi padre por dos peces de colores

Como dice la descripción de este blog, vivimos deprisa y nadie cuenta cuentos ya.

Vivimos deprisa y pasamos por la vida como un torbellino, siempre hacia adelante, en la mayoría de los casos con los ojos pegados a una pantalla  siempre con el objetivo de la siguiente meta, sea llegar a trabajar, hacer la compra, cocinar y haciendo infinita esa lista de cosas importantes que debemos tachar, cubrir y a otra cosa, mariposa.

Y yo, por supuesto, no soy menos.

Echo la vista atrás y me sorprendo de que haga más de un mes que escribí el último artículo en esta página. Sé, de buena tinta, que he pensado en escribir algo al menos cinco veces por semana, y he pospuesto el hacerlo con la excusa del tiempo.
No tengo tiempo, he de ir al supermercado, no me puedo permitir el lujo de parar un rato porque he de ver un capítulo más de esa serie que me tiene enganchada, podría levantarme antes y hacerlo pero prefiero dormir media hora más… y ya van 5 semanas.

¿Y qué he hecho, que sea tan importante, en ese tiempo?

Seguir leyendo