Sobre literatura infantil y no tan infantil

Etiqueta: Nubeocho

Daniela, y yo, piratas

Todos los años espero, impaciente, el resumen que mi amiga Helena hace de su año cada 31 de diciembre. No os dejo enlace a sus redes sociales porque es personal, intransferible y, además, yo no salgo, pero me gusta especialmente su manera de relatar detalles mínimos como si fuesen grandes hazañas, y el modo que tiene de hacerte sentir parte de ello, aunque no hayas vivido cada episodio.
No voy a culpar al 2020 de nuestra distancia, somos unas desapegadas de serie, y vivir en ciudades diferentes no ayuda, pero nos echamos un ojo la una a la otra, nos lanzamos mensajitos clave (cumpleaños, navidades, etc…) y estamos pendientes cuando algún mensaje en el mundo digital nos dice que la otra puede necesitar hablar.

Su resumen de todos los años inspiró mi entrada del blog del año pasado, y este año, de nuevo he estado esperando su foto acompañada de texto.

Resumir 2020, por mi parte, sería caer en el tópico mas manoseado de esta semana. Hay listas interminables de libros más leídos, de lo mejor del año, de lo mejor de la literatura patria… y yo sólo he escrito 5 artículos, porque no he tenido demasiadas ganas de sentarme delante de esta página en blanco.

Sin embargo, emulando a Helena y a mi propia entrada del año pasado puedo deciros que Goodreads hoy me dice que he leído 59 libros, me fijé un objetivo de 65, así que he alcanzado el 90% de mi propio reto, creo que no está nada mal. 16.081 páginas, 3000 más que el año pasado, ¡bendito confinamiento!
Seguir leyendo

¡Shhh! para el 2020 tenemos un plan

Llevo todo el día haciendo balance mental de lo que ha sido el 2019.

En enero escribí “Buenos propósitos de año nuevo” una especie de propósito general para el año a modo de declaración de intenciones y hoy lo he releído con la esperanza de haber cumplido algo de lo establecido. Estoy satisfecha.
Puedo decir, con orgullo, que he rozado el notable.

Cierro el año con la certeza de que he intentado ser fiel a mis ideales y al menos algo de lo propuesto se ha cumplido.
Y al repasar este año puedo hacer un pequeño resumen:

He leído 54 libros según Goodreads, 11 menos de los que me había propuesto y que conforman un total de 12.297 páginas.

No está mal.

Aunque siendo sincera he leído menos de lo que me habría gustado, arrastrada por la vorágine del cansancio diario y la oferta de series de los canales de pago a los que estoy suscrita. Si bien al menos una de esas series me ha llevado a empezar una nueva saga de libros.
Voy a ir estableciendo, como mínimo, el mismo objetivo de lectura que no he podido cumplir, con el firme propósito de cumplirlo esta vez.

Me he apuntado al gimnasio, tarde, ya era octubre, pero he ido y sigo yendo.

He empezado a ir en bici a diario. He reducido mi consumo de deshechos. He comido más sano, he cocinado más y he comprado menos cosas que no necesito.

He escrito, con esta, 21 entradas en el blog.

Seguir leyendo

Manías… y el dedo en la nariz

Manías, manías manías…

Tan diversas y curiosas como diferentes somos unos humanos de otros.

A menudo decimos que es nuestra “manera de hacer las cosas” y así excusamos nuestras rarezas y yo me pregunto ¿cuál es la diferencia entre una costumbre y una manía?

Mi madre dobla las sábanas y toallas de una manera determinada, el otro día se quejaba en voz alta de que mi padre, que la miraba entre divertido y resignado, siempre conseguía hacerlo al contrario de como se debe y mi duda era ¿hay una manera determinada realmente? ¿Están diseñadas con esa intención?.

¿Y a la hora de hacer la cama? ¿Hay un derecho y un revés en la ropa de cama? ¿El dibujo dentro para que al girar el embozo se vea? ¿Es esto algo del pasado y a la mayoría de los millenials nos suena a cuento chino?

Seguir leyendo