Todos los años espero, impaciente, el resumen que mi amiga Helena hace de su año cada 31 de diciembre. No os dejo enlace a sus redes sociales porque es personal, intransferible y, además, yo no salgo, pero me gusta especialmente su manera de relatar detalles mínimos como si fuesen grandes hazañas, y el modo que tiene de hacerte sentir parte de ello, aunque no hayas vivido cada episodio.
No voy a culpar al 2020 de nuestra distancia, somos unas desapegadas de serie, y vivir en ciudades diferentes no ayuda, pero nos echamos un ojo la una a la otra, nos lanzamos mensajitos clave (cumpleaños, navidades, etc…) y estamos pendientes cuando algún mensaje en el mundo digital nos dice que la otra puede necesitar hablar.

Su resumen de todos los años inspiró mi entrada del blog del año pasado, y este año, de nuevo he estado esperando su foto acompañada de texto.

Resumir 2020, por mi parte, sería caer en el tópico mas manoseado de esta semana. Hay listas interminables de libros más leídos, de lo mejor del año, de lo mejor de la literatura patria… y yo sólo he escrito 5 artículos, porque no he tenido demasiadas ganas de sentarme delante de esta página en blanco.

Sin embargo, emulando a Helena y a mi propia entrada del año pasado puedo deciros que Goodreads hoy me dice que he leído 59 libros, me fijé un objetivo de 65, así que he alcanzado el 90% de mi propio reto, creo que no está nada mal. 16.081 páginas, 3000 más que el año pasado, ¡bendito confinamiento!
Seguir leyendo